¿Cómo aprovechar las Redes Sociales para encontrar nuevos clientes?

Sólo en España hay 21 millones de usuarios navegando en Facebook a diario, 1.800 millones de usuarios en YouTube cada mes, así como también en Instagram que sigue creciendo sin parar.

El 80% de los usuarios de las redes sociales interactúan con anuncios publicitarios y el 60% busca información en ellas sobre un producto o servicio antes de realizar cualquier compra.

Por si no bastara todo esto, debes saber que, dentro de las redes sociales los usuarios están almacenados y agrupados por nivel demográfico, socio-económico y psicográfico, es decir: edad, estudios, estatus económico, familiar, intereses, personalidad, gustos, comportamientos, estilo de vida, inquietudes, opiniones o valores.

¿Qué significa esto? Que, si configuramos una campaña de publicidad en las redes sociales, podemos determinar un público objetivo apto para nuestro negocio y decidir precisamente quien verá nuestro anuncio y quien no, con un ahorro de presupuesto y precisión de alcance enorme.

Podemos además almacenar los datos del público interesado que interactuó con el anuncio para volver a contactarles. Podemos medir todos los resultados de la campaña, mejorarla, ajustarla, detenerla o incrementarla si está produciendo beneficios.

Entonces, si todo esto es posible, ¿por qué la gran mayoría de empresarios y profesionales de Canarias sigues aun tirando dinero con cartelería obsoleta, radio, o revistas locales inútiles donde no hay ningún tipo de control de la inversión, ni de los resultados, y además sin poder decidir o saber a quién llegará la publicidad?

Basta ver las estadísticas de las páginas de empresas de Facebook y todo se explica; el 85% de estas páginas están abandonadas sin ninguna actividad.

Todo esto, se debe a la dificultad que tiene cualquier empresario o profesional para gestionar a diario las redes sociales. Hay que producir diariamente contenidos apropiados relacionados con el negocio, hay que crear procesos de marketing online para el usuario (Funnel/Embudo de venta) que terminen en una página web del negocio donde haya contenidos específicos para el público objetivo, hay que saber configurar promociones pagas.

Hay que tener en cuenta también que en las redes sociales los usuarios están para pasar el tiempo socializando y no para comprar, por este motivo se deben utilizar técnicas profesionales y específicas de comunicación y marketing, evitando vender directamente el producto o servicio.

Resumiendo, hay que saber tantas cosas técnicas y creativas en el ámbito del marketing digital que es prácticamente imposible que toda esta gestión la pueda hacer una persona no experta y que además debe llevar adelante a diario su empresa.

La solución para el emprendedor, no es tampoco delegar la gestión de las redes sociales a un dependiente de su negocio apasionado de Facebook en su tiempo libre, ya que una cosa es pasar el rato a nivel personal en las redes sociales, otra historia es organizarlas y aprovecharlas para que un negocio pueda conseguir nuevos clientes y beneficios económicos, se trata de dos realidades opuestas.

La única forma en que un empresario o un profesional logre promocionar diariamente su negocio en las redes sociales con contenidos apropiados y efectivos, a fin de lograr nuevos clientes potenciales y aumentar su notoriedad, es contratar a un experto que se dedique a diario a este trabajo.

Si quieres informarte mejor para saber cómo puedo ayudarte en la gestión de las redes sociales de tu negocio, te aconsejo mirar esta oferta.