LA VENTA ESTÁ MUERTA pero no quieres aceptarlo. Encuentra aquí los motivos y soluciones.

La venta está muerta, un título provocador que parece absurdo, sin embargo, en la realidad actual puedo asegurarte que es lo cierto.

Obviamente, la venta en general no está muerta. En el mundo entero se siguen vendiendo productos y servicios sin parar, pero la forma de vender a la cual estábamos acostumbrados desde siempre y que se utilizó hasta el siglo XX es la que está ¡MUERTA Y SEPULTADA!

¿Por qué y qué significa esto?

El mercado y la oferta han cambiado radicalmente, la oferta de cualquier producto o servicio es ilimitada, y hay precios para todos los bolsillos.

El comprador también ha cambiado en todos los aspectos: su forma de pensar, actuar y comprar.

Las necesidades de las personas se han transformado, ya casi todos lo tienen todo, y en general ya no se vende más para cubrir necesidades básicas como en épocas pasadas.

Ahora se venden productos específicos altamente personalizados y servicios específicos que deben solucionar nuevos problemas puntuales para innumerables tipologías de personas.

Los productos y servicios que aún se venden para cubrir las necesidades básicas como en épocas pasadas, se encuentran únicamente en los grandes almacenes a precios extremadamente bajos. Se trata de la venta masiva y económica (productos como televisores, electrodomésticos, comida, muebles, juguetes, viajes, seguros, créditos al consumo, etc.) que sólo las grandes cadenas aún logran vender en este segmento de mercado.

Después de estos matices, aunque tú no tengas ningún conocimiento sobre marketing y ventas, entenderás rápidamente porque, en épocas pasadas, cuando todos aún necesitaban una lavadora, un coche, un televisor, un viaje, libros, o incluso vender o comprar una casa, los vendedores podían atreverse a ir tocando puerta por puerta a ciegas, desconociendo totalmente quien era el cliente potencial y si realmente este tenía interés por comprar el producto/servicio ofertado.

En el viejo mercado, lleno de necesidades básicas materiales y con tan escasas categorías de clientes, ya que los estilos de vida eran casi todos iguales, y todo esto sumado a la ausencia de internet, era posible vender cualquier cosa a cualquier persona en cualquier lugar y sin dificultad alguna.

En aquellos años, para facilitar aún más la venta a lo largo del proceso, el vendedor podía dar al comprador cualquier tipo de información errada o incluso falsa a fin de convencerlo para comprar.

¿Por qué podía hacerlo? ¡Porque aún no existía internet ni las búsquedas en Google!

Sin embargo, hoy en día, al cliente ya no se le puede manipular o mentir. Actualmente, con un solo clic en Google, cualquier persona puede informarse, leer las reseñas, comparar precios y ofertas, verificar la veracidad de las características del producto o servicio, y cualquier otra posible información que le resulte útil antes de tomar la decisión de comprar o no.

Uno de los cambios más revolucionarios y positivos que ha traído esta nueva era de internet, es que el vendedor debe ser honesto y transparente o simplemente quedará fuera del mercado, porque nadie confiará en él sí tiene una baja valoración y acumula reseñas negativas.

En resumen, las nuevas necesidades del comprador que han cambiado radicalmente, los nuevos productos/servicios en venta altamente personalizados y específicos, sumado a la nueva era digital de internet, todo este conjunto ha provocado un cambio radical en la forma de vender con éxito.

Hoy en día, ir a buscar clientes a ciegas sin ninguna estrategia, es la vía más rápida para que cualquier tipología de actividad comercial o profesional fracase rotundamente y cierre sus puertas.

 ¡ESTE TIPO DE VENTA A CIEGAS ESTA MUERTA!

¿Entonces cuál es la forma correcta de vender en el mercado actual en la era de internet?

Para explicarlo correctamente debería escribir una semana entera, pero intentaré resumirlo a grandes rasgos y a un nivel muy básico:

Si quieres mantener abierto tu negocio en esta nueva era comercial, ya sea una empresa o profesional, en primer lugar, debes dejar de correr detrás de los clientes; debes dejar de dirigir tu oferta al azar a cualquiera; y debes dejar de vender productos o servicios comunes que compiten con las grandes cadenas o con la gran mayoría de los negocios en crisis que siguen clonándose y sufriendo.

Por tal motivo, debes diferenciarte de los demás, posicionándote en un segmento de mercado específico y especializado para venderle a una especifica categoría de potenciales clientes que están buscando tu producto/servicio como solución a sus problemas o satisfacción a sus deseos, o que bien están buscando algo similar a lo que tu ofreces.

En este caso, las reglas del juego cambian diametralmente a tu favor:

Son los clientes quienes te necesitan, quienes te buscan porque tú vendes soluciones personalizadas únicas y que se adaptan a lo que ellos buscan. Cuando ellos te encuentren, te aseguro que todo el proceso de venta será más fácil. Olvídate de ir corriendo detrás de los clientes a ciegas, causándoles sólo molestias y rogándoles que te escuchen cuando ni siquiera sabes si están interesados en lo que tú le propones cuando lo más probable es que no lo estén en absoluto.

Estoy seguro que podrás fácilmente imaginar la diferencia que hay cuando entra a tu tienda u oficina un cliente potencial que está buscando precisamente lo que tú le estás ofreciendo, y que además antes de entrar ya ha leído previamente en internet toda la información educativa útil que le has ofrecido gratuitamente a fin de ayudarlo a hacer su elección de compra. Sólo trabajaras con potenciales clientes ‘en caliente’ interesados en lo que tu vendes que a su vez es exactamente lo que ellos buscan.

Además, no gastaras más tiempo ni energía con personas inútiles que no están convencidas del valor de lo que ofreces o que simplemente no están interesadas. Te aseguro que trabajar así es como entrar en otra dimensión, es una nueva vida profesional, llena de satisfacciones y logros. Cuando estas en este lado del mercado especializado, la crisis no existe. Si te interesa profundizar sobre este tema haz clic en este enlace.

Para poder aplicar todo esto que acabo de explicarte, debes dirigir todas tus acciones de marketing exclusivamente a un público objetivo específico, que ya has individuado previamente como potenciales compradores interesados en lo que ofrece tu negocio.

Debe elegir, además, un público objetivo que ya sabes a priori que es solvente y está buscando lo que tu ofreces, los demás clientes debes rechazarlos educadamente, pero de manera rotunda. Los clientes que están fuera de tu público objetivo sólo representan problemas, pérdida de tiempo y energía.

Recuerda siempre esta frase que representa el primer mandamiento de la venta:

Si te encuentras en el proceso correcto de venta, jamás tendrás que convencer a nadie para venderle, sólo tendrás que ajustar y pactar las mejores condiciones para ambas partes.

Tener que intentar convencer a un cliente significa que ya has fracasado de entrada, te aseguro que jamás le venderás nada.

Este tipo de trabajo al que llamamos segmentación del público objetivo, es únicamente posible hacerlo a través del marketing digital, y es una de los principales motivos por los cuales Internet ha revolucionado totalmente la forma de vender y comprar.

Podemos afirmar que ¡ha sido el Marketing Digital el culpable de matar la vieja forma de vender!

De más está decir que para poder aplicar esta nueva estrategia, ¡tu negocio debe existir en internet!

Hoy en día el 99% de las personas que quieren comprar algo, antes de tomar cualquier acción lo consultan todo en Google, y seguramente también tú mismo lo haces siempre. Resulta entonces evidente y lógico que, si tu negocio aún no existe en el mundo de internet, te quedaras inevitablemente en un pasado remoto víctima de una técnica de venta obsoleta basada en disparar a ciegas.

Pero ¡cuidado! para cosechar resultados concretos y de éxito, tu negocio debe existir en internet de forma altamente profesional y nunca casera, de lo contrario incluso llegará a ser contraproducente.

Si te interesa profundizar sobre este tema haz clic en este enlace para leer un artículo sobre los mayores errores de los negocios en internet.

Espero haber logrado explicarte porque LA VENTA DE ÉPOCAS PASADAS ESTÁ MUERTA, pero también porque LA VENTA DEL SIGLO XXI ESTÁ MÁS VIVA QUE NUNCA.

El marketing digital ha revolucionado y sigue revolucionando cada día más todo nuestro mundo y estilo de vida. Pensar de hacer negocio en esta nueva era corriendo detrás de cualquier posible cliente para convencerlo e intentar vender al azar sólo porque tienes un buen producto/servicio a un buen precio, es prácticamente una muerte anunciada.

Te invito a saber más sobre cómo podríamos digitalizar tu negocio, y cómo aplicar estas nuevas estrategias de venta, ya sea un negocio existente o un nuevo proyecto.

Haz clic aquí para reservar una reunión ahora.